Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cultivos’

Esta semana tengo que comentarles que después de tomar el antibiótico del que les hablé la semana pasada, he mejorado todos los síntomas de la bronquitis y la tos desapareció. Ya me siento muchísimo mejor, aunque me queda el insomnio.

Estoy algo más  cansada, pero es por el peso de ALE que ya está en 3 kilos. Continúo trabajando pero ya no tanto como las semanas anteriores. He reducido las horas de trabajo y estoy pensando en parar de trabajar en la semana 38.

Al llegar a esta semana comienza la recta final. Esta semana me sirve para recordarles que nos tenemos que realizar la analítica del Tercer Trimestre. Esta analítica va a incluir análisis de sangre, de orina y cultivos vaginal y  rectal.

El análisis de sangre va a servir para obtener un hemograma que permitirá saber si tenemos anemia, y el estado de coagulación de la sangre que analizará el anestesista para valorar la aplicación de la anestesia durante el parto.

El de orina servirá para descartar si hay alguna infección urinaria.

Los cultivos vaginal y rectal son muy importantes también porque nos permitirán descartar la presencia del estreptococo B hemolítico o agalatiae, frecuentes en las embarazadas. Les insisto mucho en la recomendación de realizar este cultivo de exudado vagino-rectal a todas las gestantes entre las semanas 35 y 37 de gestación.

En caso de ser positivo el cultivo se administrará profilaxis intraparto con penicilina u otro antibiótico recomendado durante el parto, con el fin de evitar que el bebé se vea afectado. Esta bacteria puede provocar en el bebé septicemia (infección generalizada por vía sanguínea), neumonía (infección pulmonar) o meningitis (infección del cerebro y sus cubiertas), o a largo plazo osteoartritis (infección de hueso o articulaciones) y dejar  secuelas de los niños que sobreviven a esta infección se encuentran la ceguera, sordera, retardo mental y parálisis cerebral. Pueden ver la importancia que tiene este simple exudado para prevenir, fácilmente, problemas mayores futuros.

También puede provocar infecciones en la madre en el posparto de endometritis, corioamnionitis, infección de heridas quirúrgicas tras cesárea e incluso, aunque menos frecuentemente, bacteriemia y sepsis.

Así que, insisto, siempre les recomiendo (y obligo a mis pacientes embarazadas de más de 36 semanas) a realizarse estas pruebas por la importancia que tienen para ambos.

Doctora Liuba Canal

Ginecóloga en Las Palmas de Gran Canaria

Read Full Post »